sábado, 26 de noviembre de 2011

LA TORRE DE LA MAGDALENA O EL ALMINAR DE BAB AL-QIBLA

Esta vez se trata de otro sugerente trabajo de José Miguel Pinilla, en relación con una torre supuestamente mudéjar de Zaragoza, bien conocida por todos nosotros por su enclave tan especial: la torre de la Magdalena, situada en la C/ Mayor.


Reflexionemos un momento sobre algunas de las cosas que la historiografía oficial nos ha contado de esta torre, sólo para clasificarla forzadamente como una más dentro del mudéjar construido en época ya cristiana.


Resulta que en diciembre de 1118, los cristianos conquistan Zaragoza, una ciudad que, ella sola, ya albergaba a muchos más habitantes de los que pudiera tener el reino de Aragón hasta ese momento. Como consecuencia de aquel suceso bélico, la ciudad queda devastada y el 90% de su población emigra a tierras del Sur y de Levante.


Milagro: en 1126 –tan sólo 8 años más tarde- las fuentes ya mencionan una iglesia en ese lugar, que ya debía tener un “campanar”, pues a éste también se le cita unos años más tarde, pero, claro, cualquier cosa antes que pensar que bien pudiera ser la mezquita y su alminar de época islámica, consagrados para el culto cristiano y reutilizados como iglesia y campanario. Llegan, incluso, al absurdo de inventarse que, inmediatamente después de la conquista cristiana, se ponen a edificar una iglesia y una torre en estilo románico (de los cuales nunca se ha encontrado resto arqueológico alguno), para derribarlos apenas dos siglos más tarde y construir la iglesia y la torre que hoy conocemos.


Fuerte, ¿verdad?.


También pueden contarnos el de Caperucita y el de Blancanieves, pero lean esto que es más lógico y más real, a la vez que mucho más extraordinario:

http://sites.google.com/site/zagralandalus/alminar-bab-alqibla